Tortugas gigantes de Galápagos: la especie que da nombre a este mágico archipiélago, es el vertebrado más longevo del mundo (en ocasiones superan los 150 años de edad) y se diferencian del resto de las tortugas terrestres del mundo por su gran tamaño.

Existe una gran variedad (subespecies) de estas tortugas dentro del archipiélago, algunas puede superar el metro y medio de longitud y alcanzar entre los 250 y hasta 400 kilogramos de peso. Para disfrutar de las tortugas galápagos puedes visitar los centros de recuperación y de crianza de esta especie u observarlas en su hábitat natural.

Leones marinos: este mamífero es muy común en las Islas Galápagos, se les puede ver mientras nadan o duermen en playas y rocas; de hecho, es casi improbable que pase un día sin tener la oportunidad de ver alguno. La lobería de San Cristóbal es el sitio perfecto para disfrutar de este animal mientras que Santa Fe es probablemente el mejor lugar para practicar snorkeling rodeado de las dos clases de leones marinos que habitan en las Islas Encantadas.

Piqueros de patas azules: esta sin dudas es el ave preferida por las personas que viajan a Islas Galápagos, quienes quedan maravillados con sus peculiares patas de color azul intenso y sus gestos o movimientos. Aunque esta especie es muy sencilla de ver hay que tener paciencia si se quiere lograr una buena fotografía. Los mejores lugares dentro del archipiélago para contemplar estas aves son Isla Española, Seymour Norte, Isla Bartolomé o la Isla Isabela.

Pingüinos de Galápagos: aunque parezca increíble, las Islas Galápagos sirve de morada para algunos de los pingüinos más pequeños del mundo, estos animales llegaron hace muchos años al archipiélago y fueron evolucionando de tal manera que su tamaño fue disminuyendo para adaptarse mejor a este entorno natural. La mayor parte de los pingüinos de Galápagos se pueden apreciar en las costas de las islas de Isabela, Fernandina, Floreana, Santiago y Bartolomé.

Tiburón martillo: las aguas de Galápagos son especialmente prolíferas en tiburones de muchas clases pero esta especie en específico es el sueño de buceadores y aficionados al snorkeling. Lo ideal es contratar un crucero especializado en buceo y visitar las proximidades de la Isla Wolf y Bartolomé donde suelen encontrarse en grandes grupos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here